top of page
  • Foto del escritorColegio Pearson Coatzacoalcos

5 Maneras para ayudar a formar niños y niñas optimistas


Maneras de ayudar a formar niños optimistas. Blog Colegio Pearson Coatzacoalcos

Ahora es cuando necesitamos ser más optimistas que nunca y formar niñ@s optimistas.


Nuestr@s hij@s están creciendo en una época de locos, pandemias, incertidumbre económica, posible guerra y podríamos seguir. Pareciera que no hay mucho de que sentirse optimista. De acuerdo a Meghan Moravcik Walbert en su artículo de How to Raise an Optimistic Child, hay varias formas como puedes contribuir a hacerlo.


Una persona puede ser que de manera natural se incline hacia el optimismo o al pesimismo, pero hay cosas que los padres pueden hacer para incentivar y fortalecer el músculo del optimismo en los niños (y en ellos mismos).


1 Deja de quejarte

Esto es un gran inicio, pero si no eres naturalmente optimista, esto puede ser un reto. Tu computadora se está congelando, hace mucho calor, se descompuso el aire acondicionado, la vida es molesta, a veces. Si necesitas desahogarte, trata de guardarlo para hacerlo con tu pareja o algún amig@ después de que los niñ@s se hayan ido a dormir.


Nosotros somos los principales modelos a seguir para nuestros hij@s y decirles que se fijen en el lado bueno de las cosas, no es tan efectivo como practicarlo nosotros y ser el ejemplo a seguir.


Intenta quejarte menos y dar más cumplidos. Un ejemplo sería, en lugar de quejarte en un restaurante que la comida no está lo suficientemente caliente, pide por el gerente para decirle de manera amigable que el servicio del mesero es muy bueno. Tus hijos lo van a notar y tu te sentirás muy bien contigo mismo.


2 Pon las malas noticias siempre en perspectiva


Las noticias pueden ser abrumadoras para los adultos. Para los niñ@s, las malas noticias pueden ser más confusas y causar más ansiedad, ya que no tienen el mismo contexto para determinar que tan malo algo puede ser. Es importante para los papás que ayuden a sus hij@s a poner las malas noticias en perspectiva explicándoles como los medios magnifican las cosas para tener más audiencia.


3 Enséñales sobre cadenas cerebrales.


Los niñ@s pueden ser muy duros consigo mismos cuando algo no les sale bien naturalmente a la primera. Solíamos decir que la práctica hace al maestro, pero no necesariamente mucha practica lleva a la perfección. Sin embargo, la practica si logra progreso. Así que la próxima vez, que escuches que tu hij@ está siendo muy crítico consigo mismo de como es malo en matemáticas o que su dibujo no salió bien, dile que está construyendo cadenas cerebrales.


Cada vez que practicamos algo, estamos construyendo una nueva cadena en nuestro cerebro que se vuelve más gruesa con el tiempo hasta que se hace tan fuerte que hace que lo que antes era muy difícil para nosotros, ahora se haga en automático. Les puedes dar muchos ejemplos, como han mejorado en algún deporte, como pueden leer más rápido ahora que ya saben leer, inclusive como antes les costaba más trabajo vestirse solos y ahora ya no lo tienen que pensar dos veces. Esas son cadenas que han construido con el tiempo.


4 Recuerda que el optimismo no es falsa esperanza

Puede ser contra intuitivo, pero no tenemos que subir el autoestima de nuestros hij@s para que sean optimistas. El optimismo requiere que pensemos de manera realista más que positiva, de esta manera nuestro hij@ está preparado para cualquier cosa que enfrente. Por esta razón es importante reconocer los retos en lugar de decir que todo va a estar bien.


“Es difícil mudarte a un nuevo lugar y empezar de nuevo. Hacer amigos requiere de tiempo” Esto ayuda a l@s niñ@s a reconocer que ciertas cosas requieren tiempo y esfuerzo, si quieren modificar su situación actual, tienen que dedicarle creatividad y esfuerzo para cambiarla.


5- Fomenta su independencia

Una de las cosas más difíciles de ser padres es el dejar ir. L@s niñ@s empiezan necesitándote para absolutamente todo y poco a poco se transforman en adultos totalmente independientes funcionando por el mundo sin tu ayuda. Claro que ya sabemos que está es la meta final pero fomentar su independencia – e inclusive incentivar que tomen un poco de riesgo en el camino – es muy bueno para su optimismo.


Mientras más cosas el/la niñ@ pueda intentar y conquistar por si mism@, más confianza en si mism@ tendrá y más aceptará las posibilidades. Aprovecha estas recomendaciones para ayudar a formar niñ@s optimistas.


¿Quieres más herramientas? Lee nuestros artículos: ¿Quieres empoderar a tus hijos? y Herramienta #1 para Padres

13 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page